Torta negra 300 grs. envase termocontraible.
Torta negra 300 grs. envase caja de madera redonda.
Torta negra 500 grs. envase termocontraible.
Torta negra 500 grs. envase caja de cartón octogonal.
Torta negra 500 grs. envase caja de madera redonda.
Torta negra 500 grs. envase caja de madera cuadrada.
Torta negra 800 grs. envase caja cartón octogonal.
Torta negra en plancha por kilo.
Historia

En 1863, cuando el Presidente Mitre organizó la República Argentina, el entonces Ministro del Interior Don Guillermo Rawson, trae una propuesta del país de Gales al gobierno, de parte de los señores Lewis Jones y John Parry "Conde de Madryn", para que en el sur del río Negro se instale una colonia Galesa. Esta fue aceptada y el 28 de Julio de 1865, llega a las costas del actual Puerto Madryn a bordo de un velero, llamado Mimosa, 153 hombres y mujeres con el solo propósito de mantener vivas sus tradiciones, cultura, religión y cultivar este árido y bello suelo Patagónico.

Nace, ante una necesidad de un buen alimento de fácil conservación y larga durabilidad, la torta negra. Los galeses pensando en su torta de casamiento y de Navidad, y utilizando las escasas materias primas que obtenían de Buenos Aires, desarrollan este producto que desde entonces y en la actualidad, se reconoce como típico de la colonia Galesa en la provincia del Chubut, siendo éste netamente Patagónico.

Uno de aquellos primeros colonos, se llamaba John Jones, quien recibía el apodo de Mountain Ash, por el lugar de Gales de donde provenía. John Jones, mantuvo su receta en el seno familiar, pasándola de generación en generación, conteniendo como característica principal, los verdaderos secretos del bouquet familiar.

Esta receta fue custodiada hasta la actualidad por el amor de Hilda Jones de Jones, (segunda generación), quien con mucho recelo la mantuvo como un tesoro y recién, el 1 de Noviembre de 1996 fue transferida y compartida con Ariel Sebastián, su bisnieto, momento en el cual, nace el Establecimiento Nueva Gales. Ariel se comprometió a cuidarla, conservarla intacta y no alterarla, ya que contiene la historia de su descendencia, junto al amor de aquellos que con sus manos cultivaron en todo sentido esta Patagonia; teniendo este acto, un real valor histórico cultural y una profunda veneración por nuestro origen.

Desde aquel momento se eligió como nombre para recordarla, MEMORABLE, por ser elaborada en memoria de aquellos antepasados, en la misma forma artesanal, tiempos y preparación completa, macerándose los frutos en licores y especias dentro de cubas de roble francés, tomando un tiempo total de 45 horas de preparación, exactamente igual que antaño. La torta negra es en honor a una tradición familiar y un culto a quienes dejaron su vida en pos de la cultura galesa en la Patagonia Argentina.

La torta negra es nuestro humilde homenaje y además...

EL SABOR DE LA HISTORIA

 

Cómo conservarla

Dado que el producto es totalmente natural y no posee conservantes, es conveniente tener en cuenta lo siguiente:

- Si el producto se mantiene respetando las adecuadas condiciones de conservación, puede alcanzar un periodo mayor a 1 año.
- Evitar que el producto esté al alcance del sol o calor.
- Mantener en lugar seco, oscuro y fresco.
- No conservar en heladera, el frío de ésta seca al producto perdiendo sabor.

Luego de abierto el envase de la torta:

- Al caracterizarse la torta negra por ser frutada, no la corte como una torta tradicional, córtela en fetas de no más de 1,5 cm. de espesor. De esta forma evitará que se rompa el centro.
- Déjela oxigenarse unos minutos antes de consumirla.
- Conservarla en un recipiente herméticamente cerrado (tupper), en lugar fresco, oscuro y seco, para evitar que el contacto del producto con el aire, produzca sequedad en el mismo.

Reconocimiento otorgado por la comunidad Galesa

En marzo de cada año, se realiza una exposición en Gaiman (capital de la cultura Galesa) llamada Exposición Agropecuaria, donde distintas familias, en su gran mayoría descendientes de galeses, presentan productos alimenticios y artesanías que suelen hacer en ocasiones especiales o recetas de sus antepasados.

Una vez que se presentan todos los productos y artesanías, se los divide por categoría y se los entrega en forma anónima a un jurado que se encarga de determinar cuál de ellos es el más sabroso, el más interesante. Nuestra familia participa de esta exposición desde 1997 con la torta galesa, teniendo como adversarios a otras tortas galesas elaboradas por familias descendientes de galeses al igual que la nuestra, y con mucho orgullo, llevamos once premios consecutivos otorgados en Gaiman, capital de la cultura Galesa en Chubut.